Sevilla

Ayer noche se disputaron en España hasta cinco partidos correspondientes a los encuentros de ida de la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey. Noche gélida la que se vivió en todos los campos, que propició el escaso público que se pudo ver en las gradas. Hay que destacar la victoria por la mínima del Sevilla, 2-1, sobre el Deportivo de la Coruña; el triunfo del Polideportivo Ejido, un equipo de Segunda B, 3-2, ante el Espanyol; la clara victoria del Sporting de Gijón, 3-1, ante el Valladolid; la victoria a domicilio del Betis, 0-1, ante el Real Unión de Segunda B; y el empate a un gol entre Racing de Santander y Valencia.

El Sevilla venció por 2-1 al Deportivo de la Coruña, en un encuentro en el que los sevillistas pudieron dejar la eliminatoria mucho más encarrilada. En algunos momentos del partido el equipo andaluz recordó al gran Sevilla de hace dos años, y el Depor sólo pudo llegar con peligro en los últimos 15 minutos de encuentro. Antes del descanso, los goles de Luis Fabiano y Kanouté, que celebró el gol con una camiseta en favor del pueblo palestino, dieron una clara ventaja al Sevilla. A falta de diez minutos para el final, el delantero mexicano Omar Bravo lograba el gol que deja vivo en la eliminatoria al equipo gallego. La solución en Riazor el miércoles que viene.

El Poli Ejido de Segunda B sigue soñando en el torneo del K.O. Después de dejar en la cuneta en la pasada eliminatoria a todo un Villarreal, ayer vencía en su estadio al Espanyol, dejando a los periquitos muy tocados tras sus malos resultados en Liga. Y eso que se adelantaron los visitantes, que se fueron al descanso con el 0-1. En la segunda parte, los ejidenses lograron darle la vuelta al marcador, y aún lograron reponerse del empate del Espanyol. El miércoles que viene pueden sonar campanas de gloria para los del Ejido y tambores de guerra en el seno del Espanyol.

Damiá fue el autor del gol del Betis en Irún

El Sporting de Gijón estuvo a punto de dejar finiquitada su eliminatoria ante un Valladolid que se mostró muy inseguro en defensa. A la media hora de partido ya ganaban los locales por 3-0. Mendilíbar tuvo que darle un rapapolvo a sus jugadores en el vestuario, ya que los castellanos salieron con más ímpetu en la segunda parte, aunque el gol no llegó hasta el minuto 90 de partido, un tanto que deja con vida a los vallisoletanos, que necesitarán de dos goles para eliminar a los asturianos.

El Real Unión de Irún, que en la anterior eliminatoria había dado el gran campanazo al eliminar a todo un Real Madrid en el Bernabéu, no pudo repetir esta vez la épica y cayó en su estadio, a dos grados bajo cero, ante un Betis que hizo lo justito para llevarse la victoria. Un gol de Damiá a los once minutos de juego fue lo único notable de un partido que careció de la profundidad necesaria para poder ver más goles. El Betis, tras el gol, se replegó y dejó hacer a un rival que demostró su categoría y que nos aventura a preguntarnos cómo pudo ser capaz de eliminar al Real Madrid.

Por último, Racing de Santander y Valencia empataron a un gol en terreno de los primeros, en un partido que sólo existió en la segunda parte. Los valencianos salieron a verlas venir, y sólo un gol en propia puerta de Colsa les puso por delante en el marcador. En la reanudación, el Racing salió con más ganas y logró el tanto del empate a los pocos minutos. A partir de ahí, ocasiones para ambos per el resultado no quiso moverse. Todo por decidirse para la vuelta, pero con ligera ventaja para los de Mestalla.