España, campeona de la Eurocopa

Se acaba el 2008, y con él llega el momento de echar un poco la vista atrás y recordar los grandes momentos que nos depararon a los aficionados futbolísticos del Viejo Continente. Un año que vino marcado por la Eurocopa de Austria y Suiza que encumbró a la selección española de Luis Aragonés como el mejor equipo europeo. El fútbol que desplegaron los de la Roja fascinó a medio mundo, y se llevaron el trofeo con todos los merecimientos, logrando por fin superar la terrible frontera de los cuartos de final, en un épico partido ante Italia que se decidió en la tanda de penaltis. En la final, un gol de Fernando Torres ante Alemania les dió un más que merecido premio, que no lograban desde 1960.

Cristiano Ronaldo se convirtió en el hombre de moda del fútbol europeo. Sus grandes actuaciones con su equipo, el Manchester United, le llevaron a conseguir los títulos de la Premier League, la Champions y convertirse en el máximo goleador de la liga inglesa. Todos esos triunfos le llevaron a ser elegido como Balón de Oro . Un controvertido verano, con su frustrado fichaje por el Real Madrid, hizo que el protugués apareciera día tras día en todos los medios de comunicación, siendo el hombre más perseguido del verano.

En España el Real Madrid lograba por segunda vez consecutiva el título de Liga. Los hombres de Schuster, amparados en los goles del killer holandés Ruud Van Nistelrooy, la solvencia defensiva, un inspiradísimo Iker Casillas en la portería y las fugaces pero afortunadas apariciones de Robinho e Higuaín, se llevaron la Liga española. El momento más interesante del año se vivió cuando el propio Barcelona tuvo que hacerle el pasillo al equipo blanco en el Bernabéu, rindiendo homenaje a los campeones. Una afrenta que se recordará por años en el barcelonismo.

Manchester United, campéon de la Champions League

En Inglaterra, Chelsea y Manchester se disputaron en la última jornada el título de Liga, que al final fue a parar a los hombres de Alex Ferguson. Los dos mejores equipos del país también se disputarían semanas después un título de Champions en una final que no se decidió hasta una épica tanda de penaltis, en la que, el defensa del Chelsea, John Terry, pudo darle el trofeo a su equipo si no hubiera fallado la pena máxima decisiva. Al final las lágrimas de Cristiano de Ronaldo se trocaron en alegría con el error del defensa.

En Italia el Inter volvía de nuevo a llevarse el Scudetto, en una tarde de transistores, en la que se jugaron el título con la Roma. A falta de varias jornadas, la victoria final de los interistas parecía clara, pero una serie de malos resultados propiciaron que se llegara a una jornada final decisiva. Al final se cumplieron los pronósticos, y el Inter volvía a llevarse el Scudetto. El Milan, por su parte, se quedaba de manera sorprendente fuera incluso de la Champions tras una temporada que rayó en lo mediocre.

En Francia de nuevo pudimos asistir al dominio total del Olimpique de Lyon, con su octava liga consecutiva, sin oposición, con una amplia diferencia sobre sus más inmediatos perseguidores, Marsella y Burdeos. En Alemania, el Bayern de Munich cumplió de nuevo los pronósticos y se hizo con la enorme ensaladera que premia al vencedor de aquella Liga. La sorpresa se dio en la Copa de la UEFA, donde el Zenit de San Petersburgo lograba alzarse con el título, después de dejar en la cuneta a equipos como el Villarreal, Bayer Leverkusen o Bayern de Munich. Los rusos, más tarde, se harían con la Supercopa de Europa, tras vencer claramente en la final al Manchester United, con un Arshavin colosal.

FELIZ 2009 !!!!!