El Manchester celebra su nuevo liderato en Bolton

Se pone interesantísima la Premier League tras la disputa este pasado fin de semana de la 22ª jornada de liga. Cinco equipos están separados en la cabeza de la tabla por sólo seis puntos, siendo el Manchester United el nuevo líder de la competición, tras vencer por 0-1 en terreno del Bolton, y aprovecharse del pinchazo del Liverpool en su feudo, que no pudo pasar del empate a un gol ante el Everton, sexto en la clasificación. De todas maneras ambos equipos igualan en lo más alto de la tabla con 47 puntos, aunque los de Manchester tienen aún un partido menos, con lo que si consiguieran puntuar se colocarían líderes en solitario.

La Premier ha dado un vuelco en las últimas jornadas. Hasta ahora Liverpool y Chelsea se habían repartido el liderato, con más jornadas para los reds que para los hombres de Scolari. El Liverpool llevaba dominando la clasificación hace ya varias semanas, pero una pequeña racha de resultados negativos ha propiciado que el Manchester se haya aprovechado de ello para encaramarse a lo más alto de la tabla. El empate del pasado lunes en Anfield ante el Everton, unido a la victoria de los de Ferguson por 0-1 en terreno del Bolton, ha provocado el nuevo liderato del Manchester, aún empatados a puntos con los chicos de Benítez.

El Manchester también se ha aprovechado de un irregular Chelsea, al que ya derrotó claramente hace dos semanas en su feudo por 3-0. Los de Scolari se rehicieron esta semana, aunque sufrieron para ganar en su estadio al Stoke City, colista de la tabla, por 2-1. Los blues se colocan en estos momentos a dos puntos de Manchester y Liverpool, a la expectativa, pero con un juego que no está resultando demasiado efectivo en estas últimas semanas. Dependen en exclusiva de que Anelka tenga su día, o de que hombres como Lampard o Ballack sepan encontrar el camino fluido hasta el gol.

El Aston Villa sigue en puestos Champions, más cerca de los líderes

La cuarta posición, a sólo tres puntos de la cabeza, la ocupa un sensacional Aston Villa, que se ha sumado con derecho propio al cuarteto de los grandes de la Premier, que en los últimos años parecían intocables. Su victoria este domingo por 1-2 en terreno del Sunderland ha provocado un serio aviso entre los principales favoritos, quienes siguen muy de cerca las evoluciones de los villanos, que son, por méritos propios, el equipo revelación de la temporada. Ojo porque pueden dejar fuera de la Champions a alguno de los cuatro grandes de la competición, y, visto lo visto, no sería ninguna sorpresa.

El Arsenal parecía que iba a sentir mucho más la baja del centrocampista español Cesc Fábregas, pero sin él, qué coincidencia, ha logrado recortar distancias con los equipos que le preceden en la clasificación. Su victoria este domingo por 1-3 en campo de un difícil Hull City le hace ver las cosas con otro optimismo, el que da los seis puntos de desventaja sobre los líderes, cuando hace muy poco estaban a diez. Arsene Wenger parece que ha dado con el quid de la cuestión, y está sabiendo sobrevivir con la ausencia de Fábregas. Aún así, no es el Arsenal, ni mucho menos, de campañas anteriores.

Por detrás, el Everton en sexta plaza intenta no perder comba con los de arriba, y resiste, aunque a cinco puntos del Arsenal y a ocho de la Champions. Su empate in extremis en casa del Liverpool le reporta un punto importante, por lo menos para seguir ahí en plaza europea, con cinco puntos de ventaja sobre el Wigan, una de las sorpresas agradables de la temporada, que escala posiciones, a pesar de su derrota esta semana por 1-0 en terreno del Manchester City, un club que sigue inmerso en las convulsiones de los grandes fichajes que no llegan y las escapadas furtivas de Robinho.

Por atrás, en la zona de peligro, la cosa se comprime de manera espectacular. Los cinco últimos clasificados tienen 21 puntos, cuando sólo descienden tres. Y por delante, hasta el puesto doce está a sólo tres puntos de esa zona de descenso. Perder un par de partidos puede suponer verse hundido en la tabla, cuando hasta hace menos de un mes podías estar luchando por meterte en Europa. Este año, tanto la parte alta de la tabla como la parte baja se presenta apasionante en la Premier.

La próxima semana tendremos grandes partidos, como el Everton-Arsenal, una oportunidad única para los locales de engancharse a la lucha por la Champions, y un momento fundamental para los de Wenger de seguir optando al título. El líder Manchester visitará el estadio del West Bromwich, antepenúltimo en la tabla y necesitado de puntos, mientras que el Liverpool se desplazará hasta el difícil campo del Wigan, que marcha en séptima posición y querrá acercarse a Europa. El Chelsea recibirá al Middlesbrough, que hace un mes estaba en la zona media de la tabla y ahora se halla penúltimo, en una racha muy negativa, mientras que el Aston Villa visitará al Porstmouth, otro de los equipos que se halla en la zona peligrosa.

Resultados y clasificación