Continuamos hoy con la biografía de uno de los jugadores que más nos impresionaron en el pasado Mundial de Sudáfrica. Se trata del centrocampista alemán, Thomas Muller, jugador que pertenece al Bayern de Munich, uno de los grandes descubrimientos este año del entrenador holandés de los bávaros, Louis Van Gaal. Además de llevar al Bayern a la final de la Liga de Campeones, Muller ha sido uno de los máximos goleadores del Mundial con la selección germana, y uno de los artífices del tercer puesto final conseguido por el equipo de Joachim Low.

Thomas Muller nació el 13 de septiembre de 1989 en Weilheim, Alemania, por lo que a día de hoy apenas tiene 21 años. Puede jugar como centrocampista e incluso como media punta o segundo delantero, como ya lo vimos en el pasado Mundial de Sudáfrica. Se puede decir que es un jugador producto de la cantera del Bayern de Munich, de la que salió el año pasado para jugar en el primer equipo. A decir verdad en apenas un año se ha convertido en uno de los futbolistas más codiciados del continente europeo.

Esta temporada ha ganado la Bundesliga y la Copa de Alemania, llegando también a la final de la Liga de Campeones, donde perdió contra el Inter de Milán. Su magnífica temporada le granjeó la posibilidad de disputar el Mundial de Sudáfrica, donde además de ser uno de los máximos artilleros del campeonato, ha formado parte del once inicial del torneo. Se puede decir entonces que la primera temporada de Thomas Muller en la élite ha sido todo un éxito. No creo que ni el propio jugador se podía esperar un año así. Buena parte de culpa de estos premios la ha tenido su técnico, Louis Van Gaal, quien ha confiado plenamente desde el principio en el talento del futbolista.

Thomas Muller, de 1.86 metros de altura, debutó precisamente con la selección alemana el pasado 3 de marzo del 2010, en un partido amistoso preparatorio para el Mundial que enfrentó a las selecciones de Alemania y Argentina, en el que venció la albiceleste por 0-1. Pocos podían presagiar que apenas tres meses después Alemania dejara en la cuneta a Argentina en cuartos de final del Mundial, con una actuación estelar de un Muller al que ni el propio Maradona conocía el día de su debut con la selección alemana. En la rueda de prensa posterior al partido, el seleccionador argentino no se quiso sentar junto al alemán, al que confundió con un recogepelotas.

Thomas Muller comenzó jugando al fútbol en el TSV Pahl, aunque a la edad de once años ya entró a formar parte de la cantera del Bayern de Munich. Desde entonces nada más que ha hecho crecer, participando con las categorías inferiores de la selección alemana desde los 15 años. Debutó en el filial del Bayern de Munich en marzo del 2008, y su primer partido en la Liga de Campeones con el equipo alemán se produjo justo un año después, el 10 de marzo del 2009. En aquel partido el Bayern Munich goleaba por 7-1 al Sporting de Lisboa, marcando Muller el séptimo gol de los muniqueses. Quien le iba a decir al bueno de Thomas en aquellos días que en apenas un año se iba a convertir en uno de los mejores jugadores alemanes del momento.

Si tenéis la oportunidad de seguir a este futbolista, seguro que dentro de poco nos dará nuevas emociones. Un gran futbolista que puede convertirse en uno de los mejores jugadores de Europa. Ya está despuntando y apenas tiene 21 años… nos queda buen fútbol de Muller para rato…