Andrea Pirlo.- Debutó joven y eso le perjudicó por que no encontró el rumbo. Pasó por el Brescia –2 veces-, Inter -2 veces-, Reggina y se consolidó en el Milán. De muy buenos rendimientos en su actual club y en la Selección.

pirlo_masquefutbolcom.jpg

Andrea Pirlo nació el 19 de Mayo de 1979 en Flero, Italia. Su carrera futbolística la comenzó en el Brescia Calcio donde debutó, en Serie A en 1994, a los 15 años.

El conjunto azul y blanco, no es un grande de la península, y a causa de malos resultados perdió la categoría y, en 1996-1997, volvió nuevamente a la Serie A. Una temporada después volvió a descender y Andrea dejó la institución.

A mediados de 1998 decidió quedarse en la Serie A y arregló contrato con el Internazionale de Milán. En el conjunto “neroazurro” no se asentó en el primer equipo y fue, mas que nada, suplente. Una temporada después, la 1999-2000, fue cedido a préstamo para que pudiera jugar. El equipo fue Reggina Calcio y su temporada fue aceptable.

Para el 2000-2001 regresó al club dueño de su pase, el Inter. Después de estar solo seis meses y no disputar los minutos requeridos, fue cedido al Brescia a comienzos del año 2001. En ese momento compartió plantel con el argentino Andrés Yllana y el fantástico Roberto Baggio.

Nada más que media temporada jugó en el equipo azul que, a mediados de 2001, fue fichado definitivamente por el Milán –su actual club donde renovó hasta 2011-. Ese traspaso fue lo mejor de su carrera, ya que le permitió consolidarse como el volante central más parejo del fútbol italiano.

Con su titularidad y buenos rendimientos, llegó una seguidilla interesante de títulos. A nivel local ganó la Copa Italia de 2003; el Scudetto y la Supercopa de Italia de 2004. Fuera de su tierra se quedó en 2003 con la Liga de Campeones y la Supercopa de Europa; los mismos trofeos los ganó en 2007.

Ganó el Europeo Sub. 21 en el año 2000 con la “azurra” y en 2004 se quedó con la Medalla de Bronce en los Juegos Olímpicos de 2004. Es “fija” su citación a la Selección Mayor italiana desde que debutó allá en 2002 en un encuentro ante Azerbaiyán. Además salió campeón del Mundo del Mundial de 2006 en Alemania. Lleva jugados más de 40 encuentros y convertidos 6 tantos.

Es un volante central de caracteristicas no comunes. Comenzó siendo enlace o doble cinco, y en el Milán se quedó con el puesto de centrocampista. Mucha calidad, excelente pegada, quite y panorama hacen que Andrea Pirlo sea el volante central más parejo del Calcio.

Foto: masquefutbol.com